H O M E N A X E

martes, 22 de mayo de 2007

Paez que fue ayer, pero ya ai un tiempu del acidente que yos costó la vía a Carlos y a Igor, entrotes coses, músicos de Felpeyu.

Tenía relación con los dos. Del mas joven, conocí a los sus pas cuandu taben de viaxe de novios en Barcelona nel añu 1970. Fui entós su cicerón por la ciudá mediterranea. Nun perdí el contactu, munches veces solo del hastalluegu, desde entóncenes. A Carlos tenía-i un especial cariñu. El mismu quél nos mostraba a los que nun tábamos tan bien dotaos pa la música como él. El tratu personal nació nel Taller de Músicos y llegó hasta quel lo dexó. Pero, nun podré olviar la “xira” po los Centros Culturales con el grupu rock-pop. Una experiencia inolviable. Fue difícil, pero consiguió que después de vieyu nun fuera gaiteru, que deso ya se encarga el refrán, sino saxofoneru. Increíble.

Celébrase, po los dos, en Xixón un homenaxe.


Ai que dir. Unos a tocar nel escenariu, otros a escuchar y tos a solidarizamos mediantre un recuerdu emotivu y caruñosu. Merence esi y mas.

¡¡¡Tais invitaos!!!



<

2 comentarios:

Merucu dijo...

Gondiox! piérdomelu por 3 días :(

El Exiliau dijo...

Joder,...nun se como s´arreglarán ....va chase enfalta una dulzaina....