LO POSITIVO .... DE LA S.H.E.

martes, 27 de marzo de 2007


PituCaleyeru , habitual participante en el Blogg , trae a colación a través de un Comentario uno de los aspectos positivos que para él tuvo la Sociedad Hullera Española en Caborana y es el de la viviendas sociales de los Cuarteles y del Segundu , puestas a disposición de sus trabajadores . Espero que efectúe una nueva y distinta valoración tras la descripción que voy a realizar de una cosa que conozco muy bien , nada mas ni menos que la vivienda en la que nací , crecí y viví hasta que me emancipé . Seré breve y esquemático ( Si se quiere profundizar en el tema y se desean mas datos : escritura , planos , testimonios , bibliografía , visita guiada , etc , no dudeis en solicitarlo ) :

1. DISTRIBUCION INTERIOR : Único acceso al interior a través de la cocina , tres dormitorios , entrando al posterior desde otro delantero .

El inodoro se ubicaba en un pequeño cuarto situado en el exterior de la edificación , a unos 12 metros de la entrada/salida de la vivienda , sin iluminación artificial .

La ventilación se resolvía mediante una ventana en cada habitación , no teniéndola la cocina , que debía ventilarse , abriendo la puerta exterior.

El único punto de agua/desagüe lo constituía el existente sobre el fregadero de piedra natural existente en la cocina.

No tenía ningún área de convivencia en su interior .

En relación con su superficie , como me da vergüenza materializarla en un número , diré que coincide con las viviendas unipersonales que ofrecen ahora desde el Gobierno .

2. SITUACION OCUPACIONAL : Seis personas , cuatro mayores - dos trabajadores de la Sociedad Hullera Española - y dos niños.

3. RELACIONES FUNCIONALES : Dentro del espacio físico descrito habían desarrollarse todas y cada una de las relaciones personales , las íntimas y las de familia . Citaré solo tres :

  • 3.1 En el único punto de agua de la cocina , se lavaban tanto las patatas para el cocido como los culos , sobacos y piés , masculinos y femeninos , de todos sus habitantes .

  • 3.2 Las necesidades fisiológicas , mayores y menores , había que salir a realizarlas fuera del recinto habitacional , a laputacalle , lloviera , nevara , hubiera xelá , fuera de día o de noche ( recordar , sin ninguna luminaria , lo que nos convirtió en expertos en el manejo funcional de dichas necesidades a oscuras ) .

  • 3.3 Situado el suelo de la vivienda a nivel de calle , teniendo que tener abierta la puerta de la casa para garantizar la ventilación de la cocina , todo de par en par , no existía privacidad alguna .

4. FORMA DE EXPLOTACION : Inicialmente eran de alquiler , cantidad que se detraía directamente del salario ( como las compras del Conomato ) .
En los años 70 , se enajenaron , vendiéndolas a sus inquilinos .

5. VALORACION PERSONAL : La vivienda descrita encaja en la definición que la ciencia otorga a las infraviviendas , con condiciones de habitabilidad e higiénicas infrahumanas , provocando un forma de vida que no se daba en aquellos años en el resto del mundo civilizado . Para desvergüenza final , después de haberlas amortizado convenientemente durante los años de arrendamiento , son vendidas a sus jubilados inquilinos sin modificar ninguna de las características técnicas descritas .

PituCaleyeru , yo no me averguenzo con lo relatado , ya que nada de lo dicho fue responsabilidad mía . Fui obligado a vivir de esa manera y condición . Pero a lo mejor , lo que para ti es un hecho positivo , que quizás , por la forma que lo dices , fuera merecedor de algún premio internacional de arquitectura y de prestación social humanitaria , para mi , castigando a unos trabajadores , explotados durante todo el día en jornadas de laboreo duras e interminables , a vivir en una condiciones denigrantes e infrahumanas , bien documentado , hubiera podido devenir en un hecho delictivo .


11 comentarios:

Anónimo dijo...

pregunta sin mala intención:¿que se lavaban primero?las patatas, o ¿los culos, sobacos y pies? exiliado = exagerado. Pura demagogia.

elpitucaleyeru dijo...

Al encargado de - Caborana ... desded el exilio - Voy hacer dos comentarios que mandaré seguidos, esperando que esto sea posible:

Quedé asombrado al comprobar que por dos comentarios que expuse recientemente se me considere como habitual participante, y que los mismos hayan sido motivo de un editorial figurando mi seudónimo en el encabezamiento. Lo siento por algunos comentaristas que esperaban ansiosos Economato 2 . No merezco tal honor.

En mi juventud, formé grupos con otros chavales que en ocasiones coincidimos en las propias viviendas . Ahora, y ya pasados tantos años, me acuerdo que cuando iba a los cuarteles, deseaba tener una casa como la de los amigos que allí vivían a pesar de las incomodidades que reunían. Pensaba, que tenía el mismo derecho que ellos pues mi padre era trabajador de la Hullera. Fue la primera vez que sentí el efecto de la injustica. Y dentro de esta opresión e injusticia generalizada de la época, había escalas, clases, y como sucede casi siempre dentro de las mismas, lo que unas no aprecian , para otras sería un deseo a conseguir. A veces mi madre decía: a nosotros no nos conceden un cuartel.

No quiero recordar la distribución, ventilación, características, ni servicios del chamizo que no casa donde me crié. El contarlo me resulta triste. Diré que no había agua, el servicio era una letrina situada en una antojana y compartida con dos familias más. Y aquellas noches de tormenta en las que había que levantarse para desplazar el camastro . Esto y mucho más lo viví en esa época y lo digo sin énfasis dramático ni exageración alguna y en situaciones parecidas había más familias. Igual que en el editorial, no me avergüenzo de lo relatado, pues no creo sea responsabilidad de mis padres, ni mía.

A raíz de mi comentario, salió otro que decia: los cuarteles de Bustielo eran para los enchufados; mi madre decía: los de Caborana eran para los que tenían influencia. Esto parecía ser voz del pueblo.

Se me ofrece todo tipo de documentación sobre las características de los cuarteles del Segundu. No la necesito; lo que sí me gustaría es ver las de los chamizos que en los años 30 estaban situados en torno a la Casa del Pueblo, o la de los ubicados en los subsuelos próximos al Olimpia, sin olvidar los que pudiera haber por La Pinga, Buciello o el 1º Legalidad etc.. Se y bien que se, que las familias que malvivían por esos lugares no dudarían en aceptar y agradecer cualquiera de las viviendas que la Hullera puso a disposición de algunos obreros, que no de todos; a pesar de las deficiencias muy bien detalladas.

elpitucaleyeru dijo...

Trabajando mi nieto en el ordenador encontró – Caborana ....desde el exilio – al verlo sentí curiosidad y me puse a leer por los distintos apartados con el asesoramiento del nieto al que tenía aburrido. Por los mismos me enteré de una defunción, de biografías, de una revista que no llegué a conocer, seguro ya estaba en el exilio, en el que llevo muchos años a causa de un accidente que me separó de la vida laboral. Disfruté con fotografías en las que conocí a gente del pueblo. Ahora, vivo en un “palacio” esperando lo inevitable y “peleándome” con el nieto para que me escriba en la página el comentario y lo envíe.
No disponiendo del vigor necesario para continuar con la marcha de esta revista, ya sea por la edad, por que ya estoy muy desconectado de Caborana desde hace muchos años y como consecuencia muchos de los comentario no puedo darles sentido y otros anónimos son impresentables; y como dicen en términos taurinos me corto la coleta.
Por todo lo agradable que vi en la pantalla, doy gracias a los realizadores y deseo lo mejor pera ellos y en especial para Caborana.
Un fraternal abrazo para todos.

unjuagedeloscuarteles dijo...

para PituCaleyeru: Leo con pena que se corta la coleta. ¿porqué? Seguro que "si" tiene vigor para seguir. Cómo no va a tener. Sólo porque algún anónimo sea impresentable? Tiene razón pero es el tributo que se paga por la libertad de los blogs.Anónimos somos todos aunque unos educados y otros no. Como Vd. dice, piense en lo agradable que vio en la pantalla y no en lo "malo"
Espero y deseo que su experiencia siga enseñandonos cosas en éste blog.
Gracias

canguro dijo...

Coño, nun hay coses mas allegres quen contar, ya nun tengo pañuelos.
Pitucaleyeru, nun quiero ser coco los vichos esos que los fios de la Gran Bretaña tienen por alla abaxo; solo digote que lo inevitable vengate lo mas tarde y xuega con los nietos que ye lo mas guapino que nos quea y sobre to si son pequeñinos.

El Exiliau dijo...

ANONIMO :

Nun hai daqué xageración . Fue to un cachucu de nuestra historia y debe abordase su análisis con objetividá , fuera de les fórmules retóriques al usu .

Nun sé que se facía anantes , a la vez o mas tardi , entenderás quel orden nun lu establecía yo . Esa yera otra ,…. cómo se las ingeniarían nuestras mas pa compaginar funciones / espaciu / horarios / dentrol ámbitu superficial contáu . Milagru , milagru .

El Exiliau dijo...

PITUCALEYERU :

Todo lo expuesto pretendía demostrar que para nada había ni hay una relación de deuda hacia la Hullera , gran benefactora universal según tu versión , sino , en el caso del que hablábamos , en la venta de sus viviendas , mas bien se produjo la situación contraria .

Cuando se enajenaron las viviendas por los años 70 ( ahora la exigencia es mucho mayor basándose en códigos prestacionales ) , nuestra legislación consideraba como tales a :

“los espacios diferenciados , con propiedades ambientales controladas y destino de alojamiento de la unidad familiar , con condiciones mínimas de habitabilidad higienico-sanitarias : lavabo , baño o ducha e inodoro , dotaciones mínimas de agua fría y caliente , iluminación/ventilación en todas las estancias , con disposición funcional en la que se encuentren separados los espacios de privacidad y de convivencia , que en ningún caso servirán como acceso directo a los servicios higiénicos”

Lo que deja claro que la SHE vendió como vivienda aquello que no lo era porque no reunía las condiciones mínimas exigibles . Tenía ante sí , si quería deshacerse de su patrimonio , dos soluciones : 1) Acometer previamente las obras necesarias para adecuarlas al uso residencial de personas . 2) Enajenar un espacio techado y cerrado dentro de una edificación existente , no una vivienda .
No se afrontó el punto 1) y se vendió a sus inquilinos , la mayoría de ellos jubilados que para nada podían plantearse el abordar ningún cambio residencial , los espacios descritos como si fueran realmente viviendas .

Cuando un objeto vendido no tiene las condiciones y características que lo definen y que le son propias se considera que la enajenación es fraudulenta por parte del vendedor y nuestra codificación , como no podía ser de otra manera , ante esa situación , protege al comprador y penaliza y llama por su nombre ________al vendedor .

Termino . Espero haber transmitido el mensaje de que quien puso en práctica esa conducta ( vender como tal lo que era cual , cobrando por tal ) , la SHE , Santa Hullera Española de nuestro corazón , no debe ser alabada , sino que , en justicia , puede ser reprochada . Por eso este personal , razonado , objetivo y merecido reproche .

un curioso dijo...

Exiliau, con toda la docuemntacion que tienes
puedes decirme a la hora de poner en venta las casa
cuantos inquilinos no aceptaron la compra, o si se permitió a los mismos el poder para cederla a un familiar.

El Exiliau dijo...

Nun entiendo´l matiz del CURIOSO .

Creo que ya dije cual yera la condición socioeconómica de los que vivíen nes cases : Jubilaos de los dantes ( 6.600 pts/mes ). ¿ONDEN DIBEN DIR? .
Nun yos quedó mas oción que quedase , pagar lo que yos pidieron , seguir aforrando y....remodelales ellos , dotándoles de bañu , agua caliente , cocines calefactores , .....to eso .

Anónimo dijo...

PITUCALEYERU

Como dices que te cortas la coleta, no se si leerás este comentario. Te le dirijo a tí.
Quiero decirte que del tiempo que llevo pinchando por este blogg, es lo mejor que he visto, fruto de tu candor. Has dado un tono muy humano y tan necesario en el mundo de los bloggs.

Voy a exponerte unos puntos que he sacado fruto de la deducción y de la observación que he visto en los sucesivos comentarios. En confianza te trato de tú .

1º- Tu, como tu nieto y como yo, estamos poco rodaos en el mundo de los bloggs.
2º- Deduzco que llevas muchos años exiliau y fuera de Asturias, quizá antes de formase HUNOSA.
3º - Accidentalmente entraste en este blogg y te enganchas a él, porque te hace recordar tiempos lejanos.
4º- Un escrito en sentido peyorativo sobre el economato de la hullera, te llevo a plantear este interrogante. ¿Es que no hay nada positivo de la hullera ¿ y ponías como ejemplo las viviendas y los frailes.
5º - Esto escoció, y lanzaron contra ti toda la artillería pesada, basada en la venta que HUNOSA hizo a los moradores de lo cuarteles.
6º - Con las lecciones que la vida te dio te defendiste como gato panza arriba, y en esa defensa, yo me parece entender lo que querías decir con tu interrogante; que en mi opinión tendría que ser formulado de esta manera: ¿Puede decirse que las viviendas que la hullera hizo, en su inicio tienen aspecto positivo?

Te diré afirmativamente que SI, para los que vivían en ellas.

Pero esta pregunta lleva implícita otra de más hondo calado.

¿Qué criterio se siguió a la hora de concederlas?

De eso ya se encargó el marqués y los que le siguieron, de cederlas a los que mejor podían llevar el carro por donde les interesara y así se repartieron entre jefes, encargados, especialistas, capataces, vigilantes etc, etc. No recuerdo oír que algún defensor de los derechos del trabajador le dieran una vivienda.
Seguro que habrá algún trabajador de base que se la hayan otorgado, pero habría papeles bajo manga, y por supuesto ser sumiso. Y así, descendemos hasta Ujo, donde se manifiesta la sumisión en su máxima expresión.

Y a todo esto añadamos una Gerencia suntuosa, donde se albergaba el marqués y su séquito cuando venía. Unas casa para ingenieros de época. Unas oficinas centrales impresionantes y un suntuoso edificio... para colmo de males.
Todas los trabajadores hombres y mujeres que prestaban servicio en los mencionados edificios tenían su casa en los cuarteles de Ujo.

Si esta despilfarro y ostentación se hubiese reducido a lo necesario y se hubiesen hecho más viviendas, seguro que hubieses tenido una casa como la de tus amigos.
Es triste, pero así es la vida.

Siento enormemente que abandones el blogg, creo que nos podías contar cosas muy interesantes de Caborana en el campo laboral, social etc., pues de tu edad deben quedar pocas personas que se pongan frentarse al ordenador.
Reitero lo de un comentario anterior al mío: Que lo inevitable te llegue lo más tarde posible y que disfrutes de mucha salud.

canguro dijo...

Coño. esti anonimu entiende mucho de pichologia.
Exiliau ponlu de corresponsal que nun tien pelos la llingua.

Anonimu enorabuena, tocote el viaxe a Canarias