LA CABORANA - BOO NIGHT

miércoles, 17 de octubre de 2007


Siempre hubo gran afición al ciclismo en Caborana. Tuvimos y tenemos rodadores, sprinters, escaladores, aficionados, tertulias, seguimiento colectivo del Tour de France en contacto permanente con Fermina la esposa de Bahamontes,…..Es decir, no nos faltó, en ese aspecto, de nada. Ejemplos fotográficos del tema hay a montones. Una foto incluso está camuflada en la cabecera del Blog a la espera de que alguien identifique a sus esforzados pedaliers. Ahora, para muestra, unos botones:


Miembros del Corbata Club de Caborana



Foto finish



Compañera del Equipo de ciclismo Infantil Femenino



Generoso Pensado, Il Bello de la Strada



Los tres del Podium



Máquinas a punto, delante del Garaje Moreno


Sin embargo en este espacio se prima la originalidad, aquello que nos diferencia de nuestros vecinos de los pueblos colindantes y que constituye nuestra mas querida esencia. Muchos,… muchos, tuvieron prueba ciclista dentro del programa festivo de su patrón/a local. Fácil recordar, a bote pronto, el circuito de Morea, por ser el mas próximo, aunque hubo competiciones sobre las dos ruedas en otros pueblos como Boo, Cabañaquinta, Collanzo,… De todas formas, de la prueba que yo hablo era una específica y pensada para los doblemente especialistas: Escaladores y con vista de luciérnaga.
Ya caísteis todos del burro, seguramente. Estoy refiriéndome a la subida nocturna Caborana – Boo. La Classic Cyclist Caborana-Boo Night
.

Algunas características del evento eran las siguientes:

  • - Se hacía durante la noche

  • - Solo podían participar los vecinos de Caborana y algún invitado foráneo

  • - La salida se hacía coincidir justo con el momento del paso de "chien a loup"

  • - La iluminación de la prueba la constituían los focos de los coches que seguían al evento.

  • - La megafonía eran las voces de ánimo y los claxon desde los automóviles y las motos que sucedían a los ciclistas

  • - El Acta del resultado deportivo se redactaba a la luz de la farola de la plaza de Boo

  • - Los premios, vales canjeables por moñas gratuitas, se entregaban en la Cafetería, finalizada la prueba


La carrera de mas éxito, por razones obvias, fue la primera, porque conllevó la detención por parte de la Guardia Civil Papua de todos los integrantes de la comitiva ciclista, tanto de los esforzados routiers como de los ocupantes de los coches de apoyo, sin apenas poner el pié en Boo.

Estaban ya todos retenidos en la sala de entrada del Cuartel.

Como fuerzas intimidadoras, un Sargento extremeño y dos Guardias Civiles rasos, gallego y cazurro respectivamente. El Sargento dirigía la operación en la fría sala principal solamente iluminada por una bombilla de 60 voltios colocada bajo un plato de porcelana, uno de los Números de la benemérita estaba sentado frente a la máquina de escribir Olivetti y lejos de la tenue luminaria descrita, en la misma estancia, y el otro Guardia ponía orden y controlaba a los detenidos en la sala de retención, ésta en completa penumbra matizada por la reluciente llama de un carburo de pared.

  • - Guardia Regueiro, vamo a empesar el interrogatorio. Anote cuanto le vaya distando. Avise ar Guardia Ramírez que vaya dando entrá uno a uno a eso mamarrachos.


En ese momento, sin necesidad de llamar al Guardia Ramirez, abre éste la puerta de la sala donde aguardaban el Sargento y el Guardia Regueiro …..

  • - Mi Sargento, hay aquí uno de los reteníos, con muy mala pinta, con un bigotuco recortao y que insiste en disir que éh el médico de Caborana

  • - No me joda, Guardia Ramírez, ni puto caso. Aténgase a las órdenes. Que vayan pasando de uno en uno, con el carné de identidá sostenío por las piesas bucales delanteras, que les voy a dar yo a eztos carrera ciclista toa la noche


El Sargento, mientras el Guardia Ramírez sale de la sala, se dirije al Guardia Regueiro….

  • - To listo?...Guardia Regueiro.

  • - Sí, mi Sarg…


Vuelve a irrumpir bruscamente el Guardia Ramírez….

  • - Mi Sargento, no hay quien puea con el detenío. Insiste en desir ahora que es el galeno de Caborana.

  • - No me ponga de malos guevos Guardia Ramírez antes de empesar. ¿Entendío?. Primero que era er médico, ahora que er galeno….. Estos son tos unos gamberros y veremo de onde ostias son. De toas formas, páseme primero al bromista de los cohones, el matasanos de las narices, que le voy meter una patá en los testículos que se va enterar.


CONTINUARÁ
con el relato íntegro de la noche vivida
en el Cuartel de la Guardia Ciivil de Boo



6 comentarios:

Anónimo dijo...

El galeno era Castiñeiras, que por ser gallego logró la influencia del guardia raso.

El gallu dijo...

Espero con impaciencia el desenlace en el cuartel de la guardia civil de Boo.No sé porqué me parece a mi que el galeno va a recibir una pila de hostias.

El gallu dijo...

Ahora ya sé yo por qué el exiliau anda bien en bici.Claro, entrena por la noche ya desde pequeñu cuando corría en la nocturna de Boo.

El Exiliau dijo...

.
Al Anónimu tengo que deciyi que nun conoz del casu. No, nun yera Castiñeira

Al Gallu, dígoyi que nun pude participar en ninguna subía , en bici s´entiende. Los organizaores queríen igualdá y si participaba yo,...jejeje,...nun la había

Buciello dijo...

Yo ca vez alucino mas.

Quién diba a subir de noche en bici hasta BOO. Tócame ser el escépticu, pero, ostia ca vez ye mas gorda la trola. Nun entra nel prau de Llaviá

El Exiliau dijo...

Coime!, a ver si los de Buciello vais a ser República Independiente. ye una reflesión

Ye que como paez que nun vos enterais de na.

Nin música rock, ni bicicletes, ni subía a Boo. Ye to cierto, Santo Tomás, ..perdón, digo Buciello