ENCUENTRU FORTUITU

jueves, 27 de marzo de 2008



L´otru dia apaició por fin nos Comentarios del Blog CANGURO. Y la alegría fue xeneral entre los llectores asiduos. Y ante la sugerencia de Canguro de que s´había topao con BUDI y que pensaba trascribir la conversación mantenía entrellos, to fueron gritos de ánimu y, ¡a por ello!. Yo, ofreciyi el que me encargaba de espetala aquí, nesti espaciu, si me la remitía por correo. Y pueo afirmar que Canguro ye cumplidor y ya me llegó. Y yo también, así que aquí la teneis colocá sin tijeretazu algún




EL MI ENCUENTRU CON BUDI



El dia taba soleyeru, yera desos que tas muy gustosu na cama. Pero llega la venenosa y con voz dominante diz:

¡ Arriba queáy que ventilar!

¡Ostia! oyes la voz y tiraste fuera como un rayu por lo que puea pasar.

Con la espalda xorobá per el pasu de los años voy conuna mano alantre y otra atras,

camín del retrete

donde facer la toilete,

como diria nuestru Budi. Allí, con l´ayuda del calorín y unes refriegues que doy duna pomá, salse un pocu mas derechu, y ya laveu, peineu y sin barbes voy diretu pa la mesa, de onde llégame el fumeante olor del café moro que me traxeron d´ Africa.

Ya desayuneu y co nel permisu de la parienta, acércome a la guerta a por unes berzuques que, con estes xielaes, tan tiernes y sabroses que da gusto... Fechu el ricao, y siempre con el permisu d´ella (esto ye ladedios), marcho dar el paseín con la disculpa del colesterol y a condición de tomar solo una cerveza siiiinnnnnnn.

Y asina enfilo per la carretera hasta el bar Mineru. Alli tomé el siiiinnnn y arrimose tamién un riojina que tanto añoro y que solo me da la muyer uno a la comía. Nesti bar, emblematicu per su edificiu y dao que paren mineros que salen o entren al trabayu, los temas mas comentaos son los de los tayos. Uno escucha con atención a la vez que acuerdase d´otros tiempos cuando se yera ramperu en Legalidá en una capa de 40 cm y llegabes a casa con les rodilles inchaes.

¡Coño, ya llovio!


El Colegiu, pates parriba

pa facei otru enriba


Nun pasó muchu ratu cuando entra nel bar un paisano tou alboroteu.

¡Cagun la madre que me parió!. ¡Esto ye la de dios!

¡Nesti pueblu nun hay cojones!

Fíxome un poquitin hacia la puerta, pues el sol nun dexaba les cares clares.

Por fin, vilu.

¡Cagun la puta, Budi¡iii, ¿cuando llegaste?

¡Nun me hables Canguro¡, ¡nun me hables!


El puente Legalidá, ..

ni arcu de triunfu, ni ná


¿Pero paisanu que te pasa?

Apéome del tren y según subía la cuestuca – eso sí despacin, pues ya cuesta - apetecióseme un vasin. Bueno - pense - voy tomalu a La Bolera.

¡Ostia!, llego allá y nun hay Bolera.

¡Tiraronla, Canguro!

Pero nesti pueblu tiranlo too, Puente Cutrifera, los Frailes, Cuartel de los guardias, casa Viñas, el Olimpia, El Istituto. Como sigais asina vais tirar hasta la casa los Ordóñez.

¿Onde tan les autoridaes que consienten estes coses? . ¡Esto nun pue ser asina!

Y lo buenu del casu nun ye esto.

Digoy a una mocina (muy guapina por cierto) :

¿Oye neña onde puedo ir a tomar un vasin y que puea tomar el sol?


La baxá pal Conomato

cambiose por un carromato



Baxe usted por esa escalera y cruce un puente y llega a la Escombrera.

Gracies preciosa ¡que dios te lo pague! - Contestei

Con que,…¿ señor? Díxome la picardiosa.

En esi momentu pasaron per la mio moyera lo quei hubiesei dicho n´otros tiempos. Con la chola gacha contestei : Con buen aire, preciosa.

Y asina llego a lo que un neñu dixo que yera la Pasarela y que pal otru llau taba La Escombrea.

¿Qué me dices guaje? - dixei

Quedose mirando pa mi con los gueyos muy abiertos, como queriendo decime . Lo que oyes paisano.


Stadium del Santiago



Non neñu y dixe : eso y´ el Canamal.

Pero … ¡Cagun la puta Canguro!

¿Qué faen maestros, padres y la xenté del pueblu?

¿Cómo marchen estes palabres tan guapines de to la via?

Y después unes casones enormes que llamen naves, gasolinera, hotel… ¡¡Ladedios!!.

Mira, Canguro; de too lo que tiraron, tenian que haber fecho como la catedral de Puertu Marín; numerar les piedres y lo questorba en un llau, montalu notru.

Daste cuenta el colexio los frailes llevau donde tan eses navones, ¡qué hotel mas cojonudu! y ponei de nome Hotel Canamal. Y nun digamos el Puente Cutrifera , cual arcu del triunfu dandoi entrá al hotel.

Y asina too

- Nun teneis remediu, voy dexar de venir per aquí, pa nun poneme de mala ostia.

Bueno, Budi; cálmate un poquitin y toma un vasin de Ribera que yel que te gustaba.

Toma tu otru – díxome

Non, yo nun puedo Budi, ya sabes... médicos , muyer –

¡Jódete!, nun te dixe que nun te casaras, ¡caite bien!.

Coño, Budi, tengo el pitu jodiu ya van tener que operame.

Eso seguro que nun ye per el vino que bebiste. Ye per los polvos que hechaste de mala manera, ¡ nun te jode!.


Mas demolición


¡Cojones!, Budi, fálame d´otres coses.

¡Bueno!, ¿Qué planes tienes ?

Voy a Turon, a ver a un conociu.

Eso sera mas tarde - y dixe - por qué nun vienes a mió casa a comer el pote que fai la muyer, como tu bien sabes.

Coño, Canguro menuda tentación - nun pueo negame.

Dando un pasein subimos un poquitin per la carretera de Sinariego y nun facía mas que dar reproches de to lo que via.

Pero Budi yes negativu. ¿nun viste alguna cosina guapa per el pueblu?

Disgústame muncho que nun ten aquelles coses que daben entidá al pueblu, como les que te dixe. Veo los Cuateles Viellos y Nuevos cuidainos y esto préstame, pero tenían que tener la fachá y colores mas parecios.

Seguimos baxando y dime:

¿Pero pa qué tanta cocherona? ¡Cagun la puta! ¡mira Canguro!, paez questán vacies. Esto nun hay fiu ma que lo entienda.

Gustaríame subir per la Pinga parriba, pero ya ye tarde.

Y asi llegamos a casa, la mujer cayoi de sorpresa la visita, pues nunca fizo buenes migues con Budi, pero supo guardar les formes.

Comió un buen platu y repitió, con el correspondiente compango y la botellina de ribera.

Coño Budi, tienes un saque que manda güevos.

Nun tengo ningun problema, un poquitin la vista pero son coses de los años.

Cojones, desa forma que comes, el colesterol, diabetes, tensión, tienes que tenelo a tope, cualquier dia fúndensete los plomos.

¡Hay Cangurin, de too eso nun quiero saber na! el dia que llegue, llegó, y acabose.

¡Joder Budi¡ tanta enerxía con lo bien que comes ¿en que coño la gastes?

Charrando y pensando - contestome

Pensar, pensar,...- ¿en qué, Budi?.

Joder Cangu, sábeslo de sobra , o nun me conoces. ¡En muyeres!

Nun me jodas, quiés decime quel pitu nun te faya.


Los fantasmes del Olimpia,

como los del Roxi, tampoco descanden en paz


Home Cangu, la cosa ya nun ye como antes, pero uno fai lo que pué.

Yo como la copla,… una mujer en ca pueblu, por lo menos pa dormir calentin y, si sarrima, otra cosa mexor.

Al oir eso formigóseme el cuerpu y senti sana envidia.

Budi notó en la mió cara algo raro y díxome:

Oye Cangu, paezme que tas osesioneu con que el pitu nun te furrula, nun lo tomes asina, desto nun se libra nadie y a tol mundu y llega. Nun te rompas la chola home y piensa en los buenos ratinos pasaos.

¡Ay Budi, amigu!. En esos ratinos pienso, y nun soy a quitalos de la mollera.

Coño, coño, cuesta un güevu el asimilar que márchente les fuerces y quedente les ganes.

Una sola frase de Budi tranquilizome.

Bueno Cangu a mi tamien me pasa igual, asina que nun te preocupes, home

Acompañelu a la pará d´autobuses. En la baxá paso delante del pozu Santiago y nun me fizo comentariu algunu. Al llegar al de San Jorge mirolu un ratín en silenciu.

En esi silenciu paiciome que por la sua moyera pasábenin munchos recuerdos.

Un abrazu muy fuerte valionos de despedia.

ADIOS BUDI

ADIOS CANGURO



10 comentarios:

Brujaroja dijo...

Entro de vez en cuando en tu blog. Pasé mi infancia a caballo entre Caborana (a donde iba al colegio) y Estados Unidos, gracias a las series y las pelis de la tele que tanto colonizaron a mi generación, así que tengo un sentido de la añoranza un tanto complicado...
Y aunque por edad no conozco a casi nadie de los que aparecen en las fotos, ni a los que se mencionan, hay una atmósfera que me resulta inconfundible y que me gusta. Te agradezco mucho que cuentes, que rescates del olvido, que muestres... De verdad.
Ya sé que los pueblos tienen que cambiar, crecer, progresar, y todo eso... Pero a mí también me da cosa , en las escasísimas veces que paso por ahí, ver que mi colegio ya no está como antes, y que han demolido mi instituto, y que los paisajes de mi infancia se han transformado tanto y de una forma tan irreconocible...

El Exiliau dijo...

Recibía la flor, pondrela nel tiestu mas afayaizu

Gracies

anonima dijo...

Canguro, entra en GOOGLE, escribe BIAGRA, leelo detenidamente y seguro encontrarás solucion a tu pito

agata cristie 2 dijo...

¡ay Canguro¡
qué imaginación la suya y que doble persoonalidad tan extrovertida.
Haga caso a su amigo Budi y no se obsesione.
Gracias por su escrito tan original y sincero es la mejor "pegarata" que me han regalado en la vida.

Igualmente gracias al exiliado por publicarla y ánimo

Chao

Anónimo dijo...

Ese Canguro debe ser un elemento incontrolado de EL CALEYERU

melendreros dijo...

ANÓNIMA
Fruto de tu falta de conocimiento has cometido dos equívocos.
1º - Canguro nunca encontrará en google la palabra en cuestión con b.
2º - En el proceso fisiológico del hombre llega un momento en que lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta, o dicho de otra forma: No se pueden pedir peras al almo incluso aplicando métodos antinatura.

Anónimo dijo...

tampoco encontrará "peras al ALMO" listu.
¿Ves como fallos tiene cuaquiera?
un saludin

Anónimo dijo...

a los machos hasta la última gota y por el método que sea y en esto son comploacientes

Anónimo dijo...

Tanta corrección y tanto morbo.
¿Y el pueblo què?

Anónimo dijo...

Los pueblos como las personas, tienen lo que merecen