28,...M O C H O

domingo, 1 de febrero de 2009


Esta vez la alegría dánosla el calendario. Nunca entendí por qué razón se identificaba a Febrero con una cuesta. Con L´Angliru, por ejemplo. Que alguien me lo explique: tres dias menos de trabajo, menos gastos en consumo ordinario, menos tiempo para disgustos, menos espacio para discursos inútiles, menos crisis,...., joder, y mismo salario.

Febrero, mocho,
qué bien si todos tuvieran ventiocho






3 comentarios:

Anónimo dijo...

Parecidas palabras pronunció el Dalai Lama, cuando huyendo del ejército chino, llegó a las montañas de Caborana, donde permaneció refugiado una temporada, que aprovechó para implantar la cría de yaks, los molinillos de oración, y la espiritualidad tibetana. Sr. Exiliau, recupere ese importante hecho histórico, que sin duda, debe tener usted documentado. Gracias anticipadas.

Anónimo dijo...

hostia: nu me lo recuerdes, que me dejó la cabaña vacía cuando se refugió. Rezar, rezan, pero comerrrrrr.....

EL Exiliau dijo...

No me tirar de la lengua que,... a ver si alguno se acaba sonrojando.

Anda que si cuento las epopeyas de Thubten Gyatso por Llaviá. ¡¡Eehh!!

Y no es amenaza. Es solo copiar y pegar