E L I J O

viernes, 7 de diciembre de 2007


Hubo por Santa Bárbara un concurso internacional de relatos con conteníu mineru. Dígovos por delantre, que lo importante ye participar. Además, un de los premiaos ye d´otru vecín de Caborana. En resumen, esti fué el relatu que mandó a concursu El Exiliau y que nun-i gustó al Xurau.











ELIJO



Fernandón Elijo, mote con el que yera normalmente conocíu y al quei solo falta poneyi l´oficiu de la suo má pa completalu, yera un vigilantón del Grupu Cutrifera. Hoy, pasau´l tiempu, pué afirmase que yera mal paisanu, un cafre. Odiau por tos los trabayaores del Grupu por mor de la su conducta, dientro y fora la mina. Nunca daba la cara, yera fuín, arrastreu, gorrumbu, castigaba con el peor destín a quien nun se plegaba a sus caprichones, importabai un comín si se moyaba o no el personal, escatimaba y engañaba na medición de los destayos, atemorixaba con despíos, cortexaba con males artes daqué muyer d´algún de sus subordinaos….Vamos, un exemplu.

Lin fue picaor nel mismu
Grupu mineru y taba, como tou quisque, en la guelga xeral. Yera un día infernal, en sin parar de llover, tronando y relampageando a tometer y taba Lin en Ca Chuso tomando una pinta cuando, por mor de la tormentona, apagose la lluz nel bar y nel restu´l pueblu. Lin siente quei garren el brazu y que lu emburrien camín de la puerta. Una vez nella, el mozón que vía fechoi la pinza nel brazu, azótalu fuera´l chigre e invítalu a dar un paseu baxo la lluvia, ensin paragües, papiando to lo que cayía. Sin deciyi quién coyones yera, po lo quei comenzó a preguntai, Lin enseguía supo que taba ante un secreta.

¿Por qué estás en huelga?. Nun toi, tamos tos. Y, ¿cómo se decide estar todos?. Acordámoslo al llegar al trabayu, fora la mina. Pero, ¿
quién lo induce?. Nadie, que yo sepa. Tienes que saberlo, y si no me lo dices ahora mismo, mañana puede que no amanezcas en el pueblo, ni veas mas a tu mujer y tu hijo, puedes amanecer en Salamanca. La verdá, que ni puta idea,.. y yo si se decide nun entrar, aunque venga a emburriame l´Espirirusantu, nun enfilo la bocamina.
Saliéndoyos l´agua po los zapataos, moyaos por tos
los llaos, arriven al Cuartel de la Guardia Civil, donde ya había otros dos rapaces de la zona esperando como Lin unes cortes vacaciones en Castilla, que había oío que yeren mui buenes pa la salú, aunque no por aquel tiempu. Moyaos pingado, esposaos como delincuentes, trasladáronlos nun furgón sin calefación hasta Salamanca. Nun yera broma, non. Y allí los tuvieron pasando fame, fartucándolos a trabayar na Direccion Xeral de Seguridá, hasta qu´amainó el temporal reivindicativu nel pueblu.

Pasaos unos años, cuando, graciesadios, Elijo ya taba puntu xubilase, pero mantenía la misma pauta dientro y fora la mina, enterose Lin qu´el quei había sugerío a los Guardiones la responsabilidá del paru reivindi
cativu por el que lu habíen deportao yera él. Un día cuando, como siempre, sintió que se acercaba Elijo furtivamente hasta onde taba trabayando, púnsose a glayar cuanto mas podía . Ai, ai, ai,…mi rodilla. Ai, ai , ai... Teo la rodilla medio desfecha. Arrímase a él Elijo y,.. ai, ai , ai , nun pueo mas,… ai, ai ,ai. El vigilantón, nel únicu actu humanu quei se recuerda, empieza a baxalu por entre aquel tinglau estrechucu y atestau maera com´un llaberintu . Trabayu i costó enllegar hasta la galeria y mas, llevalu al chumbu un kilómetro y mediu hasta´l embarque. Taba el paisanu mediu afogau, desfechu, y dase cuenta que Lin nun taba tan melu como espotricaba. Míralu con cara malaostia, como pa enfilalu, cuando Lin rematalu espetándoi nel focicu:

¡¡¡Ahora se lo que se siente al ir a recostrines de un hijo de puta!!!









5 comentarios:

anonimus dijo...

jajaja. Y ahora paecerá buciello y dirá que tas "pallá". Ye verdá, buciello. Eso pasó de verdá. Y el vigilante nombralu el exiliau con mucha clase. Pa nu herir a naide.
Bravo exiliau.

Buciello dijo...

Costóme llegar al final, pero leílu.

Muy mala leche, ye lo que hay.

Nun m´extraña que nu lu premiaran. Lín ye un héroe del pijo. Los mineros nun somos así. Si hay que dar una hostia, dase. Y luego, pregúntase.Pero, dase. Nun se acaricia.

Anónimo dijo...

De mala leche, progres y resentidos esta el mundo lleno

OCON dijo...

Y de jilipollas anónimos, tamién

El Exiliau dijo...

Coime, tampoco ye pa ponese así.

Ye un relatu presenteu a un Concursu

Pué decise, como nes películes americanes, que to parecíu con la realidá ye mera coincidencia. Aunque hayan daose Vigilantones que ejercíen de somatenes y picaores indebíamnete reteníos en momentos de crisis laboral. A partir de hí, ca ún pué representase lo quei apetezca.

Ni malaleche, ni progresía ejerciente y remunerá, ni resentimientu algún. Si pica, combién arrascase en silenciu