EL ROCK ( 4 ).....LOS BAILES ( 2 )

domingo, 6 de abril de 2008



.....Continuación

Esta semeya taba en un caxón de mi casa.
Nun conocí el baile de La Bolera de los años 40.
Pué tar tomá allí

Seguimos...... Ya sabeis como taben organizaos los bailes. Nun doble escenariu:

Elles, les moces, toes xuntes, sentaes o arrimaes a una paré, en gracil, respetuosa, sumisa y silenciosa espera hasta que se acercara cualquier mozucu a invitales a bailar, interrumpía esporádicamente, según les pieces musicales, a mou de previu calentamientu, como nes pruebes atlétiques, con el bailoteu d´una con otra, ¡madre!, bien agarrauques, nuna especie d´ensayu xeneral, nel tiempo d´espera, mostrando toes les habilidaes personales nel garbosu xiru tras xiru peonzil.






Ellos, los mozos, arrimaos a la barra, xarricando copazos pa desinibir timideces y armase del valor necesariu pa cruzar la pista, ante la mirá de tou´l mundu pa poer acercase a onde taben postraes les moces y facer la propuesta de rigor, briosa, nun trisgaravís, como de soslayu , nun admitiendo mas respuesta quel consabíu asentimientu femenín.

- ¿Bailamos?, Melina

- No

- Tuputamadre!

Conteniendo´l impulsu primitivu y natural quei susurraba, aturdiéndolu, al oídu: coyones Cundín, arrámplai un ostiazu n´aquella boca perfilá´n escesu por un acentuau color carmesí, torna Cundo pal grupu onde había partío

- ¡Qué!. Vaya calabaces,…¡eh!

- De qué cojones hablais

- Ostia, fue ahora mismo y…qué ye, ¿ya nun t´acuerdes?

- El qué, cojona,….el qué ho

- El que nó. Precisamente, el que nó. El que, po lo que paez, esi pletu nun ye de la tuó vajilla

- Entovía nun nació la mujer que puea permitese esi lujo

- ¿Entós?,…que ye, que fuiste a dai un recao?

- Fectivamente, fui a recordai que esta nueche tuviera atenta hacie les 12 que diba reblagar po la suó ventana y nun diba tener tiempu que perder una vez dientro

- Ya, ya. Yera facil entendelo del semblante quei quedó a Melina. ¡Babayón!,…que yes un babayón.



Sesión vermú matinal,

nes terraces de la Pevidal


Cundo llegó a Diretor, eso sí, del afamau clú The Submissives Girls, de´L Entrebú

Nun se si peor que la anterior situación yera la que se xeneraba cuando tocábate bailar la última pieza anantes del descansu de la orquesta y teníes la santa intención de continuar bailando con la tu Sindina y había qu´aguntar, comun paisanu, un cuartu hora pa que comincipiara el tras tras pummmm de la música tras el parón programeu pa la llubricación necesaria de los intépretes

- Uhmmmmm

- ¿Qué dixiste, Milucu?

- ¿Yo?,..Na

- Cómo que na

- Na…na

- Si oyite yo emitir una especie ruiu

- Sería por aquí detrás

- Nun seas bobu, anda repítemelo

- Na . Na de na. De verdá, Sinda

- El Uhmmmm…

- Uhmmmm

- ¡Ves!…¡ves! …Ves como lo dixiste

- Porque,… me lo mandaste tu,..

- Yo solo dixe que lo repitieras

- Y repetilo

- Bueno, dixiste lo que yo había entendío

- Yo entendí que tu queríes que repitiera uhmmmm

- Si bobón, porque yera poronde habíes comenzao la conversación

- Uhmmmmm

- Sí, uhmmmmm

Los primeros acordes de afinamientu de los músicos de La Mary sacaron a Milio del embrollu nel que taba abocá la entretenía, profunda y sincera conversación, comenzá y mantenía a purugüevu con Sindina, mediante la cual ca ún de los dos adquiría los conocimientos precisos del utru, pa, en base a lo escuchao, tomar la decisión mas apropiá, ojetiva y reflexiva, anantes del sí te quiero pa toa la vida.

Sinda y Milio, ficiéronse novios y casáronse, formandu una pareya feliz, siempre con una sonrisa na boca y na que decir con ella.


Dueños de la Pista y fuerces vives,
pe Les Nieves



Las pista trasformábase nos dies de les fiestas locales. Entós paicíen por allí, pe les verbenees, les fuerces vives, y, na sesión vermú matinal, aprovechabase pa sacar les semeyes familiares nel entornu engalanau de forma natural po los floríos rosales de les terraces de la Pevidal.


Entornu preciosu pa la semeya de familia,
como recuerdu de Les Fiestes


- ¿Seguimos?

- No

- En tos?

- ¡¡¡¡ Catarru !!!!

Continuará.....



3 comentarios:

Buciello dijo...

Vaya descojone.
Toi viendo a Cundón, col su barrigón, alicando a les negrones aquelles que tenía tras la barra.
A la otra parexa nun la reconozco. Serán unos de los Cuarteles que tan tol dia camín de La Iglesia, a comer los santos. Pregunto.

El gallu dijo...

Estaba recordando cuando les moces bailaben juntes al compas de la gramola, y cuando con un amigu, ibes a pediyos un baile, tocábate la lotería si te decía que sí.

Cera Ancha dijo...

Gallu:

Depende.

Pasaos unos años, a lo meyor renegabes de aquel sí, que llevó a utru sí,y por qué no, faltaría mas, lo que tu quieras, cuanto te quiero,....quita pa llá

¿Entiéndesme?