LA SANJOSÉ

viernes, 11 de abril de 2008



Ya salió a relucir aquí, mui al principiu desta historia del blog, complementao fundamentalmente nos acertaos Comentarios introducíos por vosotros, les formes y maneres del conocíu profesor de fama y nome internacional, Don Alemán ( Germán, n´asturiano ), didácticu comu ningún, con sus métodos prerrevolucionarios, con los que pasó a la historia de la docencia, desde su feudo n´ Academia Aller de Morea, sucursal nel conceyu, na provincia y nel país, de la famosa Banhaus alemana.


Miembros de la Banhaus alemana...Don Germán, ..¿úlu?


Ahora debo dicir que hubo, nel mismu tiempu, sin fama internacional ni revolucionarios enseñantes, otra Academia en Morea, , aparte de la citá, la Sanjosé. Mas paria y menos influyente, sí. Onde el prestigiu del alumnao proporcionábalu, a veces, precisamente los que veníen rebotaos de la otra, tamién. Pero a la que asistimos un montón de rapaces de Caborana, que terminamos all
í el bachillerato en comparecencia llibre, al final del cursu, en examen únicu, nel Institutu Fonso II d´Uvieu, con el méritu añadíu de que díbamos a pechu descubiertu po la falta de influencia con la que, sinembargu, movíase el aludíu Don Alemán por aquellos lares, amagüestando resultaos positivos pa los suyos, de los que lluegu presumía nos centros de poder local.

Alumnos de Ingresu de bachilleratu.
Aquí tan, de Caborana: Morina Sardinas, Fonso el del Segundu,
Fonso L´Alfonsina, Zarrica y Falo el de La Sienra


Quizá mas nostálgicos que los de L´Academia Aller, los de la Sanjosé, llevábamos nueve años reuniéndonos en Morea pa recordar les peripecies y los años allí vivíos.

Los alumnos ya mayorucos nuna excursión a Madriz,
delantre la Catedral de León.
Tan: La nieta de Maria Vitor la del Segundu, Tonín el de la Curva,
Fonso el del Segundu, Chemari Longo "Ojanguren", Grueso de los Cuarteles



Nun actu sencillu. Iniciábase con nun encuentru na Plaza. Pal quei apeteciera, lluego, una misa oficiá por un de nosotros, el párroco de La Güeria de Carrocera, hermanu de Japo Hermida, interrumpía nos últimos años por caprichu y necedá del parrocu de Morea, que nun diba a consentir el perder, ensin mas, el mal entendíu protagonismu clerical en campu propiu. ¡Hayquejodese! Después, al acabase la liturgiua, nes escaleres de la Iglesia, sacábamos
una semeya, y acabábamos fartucándonos na Teyca.



To ello muy bien organizao por Tomás, hai que reconocelo.


Y diben profesores – Lillo, Dorita, Alfredo, Jesús, David,…-, familiares allegaos – como la mujer de Don Clemente director impulsor del Centru, ya fallecíu – y alumnos de Caborana de distintes generaciones, recordando así sobre
la marcha a Tino Moris, Chuso Carrio, Fonso, Tonín el de la Curva, Chemari “Ojanguren”, Carbajo, Mónico, Camporro, Kikín, Luisa Ayora,…

Otra semeya de la mencioná excursión, con los mismos rapazos


Seríamos alreedor de treinta, que bien contaos por Camporro, ún a ún, nel periódicu del martes apaicía la reseña con l´asistencia redonda de unos cuatrocientos treinta exalumnos. Siempre tan precisu y tirando por lo baxo, el nuestru corresponsal.


Díbamos celebrar el décimu encuentru. Y, pensábamos en tirar, y´un decir, L´Academia po la ventana, porque físicamente ya s´encargaron otros de valtala dafechu. Teníamos proyectao inaugurar una escultura – un librón de hormigón espeteu inclinámente nun espaciu ajardineu, con reseña del nome de los profesores nel cantu - con proyectu ya consensuau y con el suelu onde calcalu aportau pol Ayuntamiento, xustu nel sitiu onde tuvo´l Centru. Tamién díbamos facer un actu cultural abiertu a tol pueblu de Morea nel Teatru de la Sindical. Y extender la llamá a mas compañeros que podíen inorar el eventu. Y fartucamos. Y beberexar. Y falar de aquellos tiempos inolvidables.

Monolito que pensábamos espetar
nel espaciu qu´ocupó L´Academia




Pero, razones personales, me imaxino, de quien yera´l alma del acontecimientu, dieron al traste con la celebración el añu paseu y esti mismu tamién, porque lo facíamos coincidendo con la festividá del santu quei daba el nome a L´Academia y, como sabeis, ya fai unos díes que la festividá ya pasó y la inauguración escultural, la reunión, l´actu cultural y la pitanza nun se celebraron.


AVISU: El conceyu comencipia pol nuestru pueblu, y ye sabío que hai poques coses que sei puean resistir a una panda alleranos, así que, a pesar de los tumbos y les circustancies, cualquier día reafirmamos lo ya sabío:


¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Aquí tuvo La Sanjosé!!!!!!!!!!!!!


6 comentarios:

Dumuro dijo...

See Please Here

Anónimo dijo...

Sin lugar a duda, los mejores éramos los de la San Jose. Acudíamos a Oviedo cual soldados espartanos con el "pecho al descubierto" a enfrentarnos al malvado Atila, el cual caía caía a nuetros pies fruto de nuestra valentía.
Por el contrario los de de La Aller, mucho más numerosos, pero débiles, los tiraban por el monte Olimpo, salvo aquellos que el benéfico Alemán salvaba debido a su influencia.
Fue tal el desatre que no quedan ni restos para celebrar un simple ágape.

ANONIMO2 dijo...

jeje...ríte...pero, mas o menos.

anonimo3 dijo...

jeje...ríte...pero, titulaciones de un lado y otro y solo de Caborana y para recordar mejor poner la foto "de los otros".

Guille dijo...

Es cierto que una forma de medir "exitos", la científica, pueda ser el de contar el nº de titulaciones de cada centro, dividirlas por los alumnos, previo descuento de los que venían rebotados del otro, excluyendo tb a los que nunca se supo bien cómo aprobaban, y dividirlo todo por cien.

Pero, me parece que, adornado con cierta ironía, no es de eso de lo que se habla en el post, risas aparte.

el látigo dijo...

¡Ay guille, guille¡
Tú ¿A cúal fuiste?
A la una , a la otra ; o a las dos.
Sobre la ironía, creo eres el más indicado a callarte. Repasa tus comentarios anteriores, no me agrada cortar y pegar.
Je...je...je