C O N C U R S O S

viernes, 22 de agosto de 2008


En Caborana, recordai, tábamos siempre enmediu algún concursu. Real o virtual, tantu daba. Que si Miss Conomato, Esquirol del Añu, Vecina Feliz, Mister Bombachu, Cupletista Soñaor, Borrachu de Noche, Intrépidu Afilaor, ...Hubo pa tos los gustos y colores. Pero como tamos dedicando estos dos meses veraniegos a los Carteles que adornaron nuestres parés, voy a colocávos tres, referíos a dos concursos diferentes que munchos de vosotros tendreis en casa y, sinon, recordareis na mas char el güeyu sobr´ellos.



Esti primeru fai alusión a un Concursu mui reconocíu y profesional. Habíalu tos los años y taba dedicau a la destreza nel maneju de les jaules de los pozos. Acordándome, toi riéndome yo ahora de los ascensoristas del Empire State de la Capital del Imperiu, negros tamién después de lavase, no como los nuestros mineros.




Guardo esti cartel con especial cariñu porque a mi Güelu gustábenyi muncho los páxaros y pasaba tardes enteres nel bebeéru Turca, manexando como nadie cañes y liga, y cogiendo distintes especies que guardaba durante temporaes en unes jaules precioses que facía él, de maera y alambre, con diseñu propiu, mui apañau, que podía incardinase dentro de lo que genéricamente llamen hoy los entendíos como corriente posmodernista. Nun ye porque fuera mi Güelu, pero yera mui finu el paisanu.

Los páxaros pasaben una temporá na jaula, luego soltábalos y volvíen de vez en cuandu. Mi güelu decía que veníen a velu a él, pero a mi paicíame que trataben de visitar a algún de los nuevos reteníos, parientes suyos po lo que se paicíen entr´ellos. Amás, la prisión de cualquier tipu provoca siempre solidaridá, repetía sin ésitu yo. A lo que diba, convocau el primer concursu del Cartel, presentose el Paisanucu na fecha y hora convenía nel Primeru con les tres meyores jaules que poseía, dispuestu a acojonar al Xurau. Probe, fue el descojone xeneral cuando i quedó cara bobu con nel asombru sufríu al enterase de que a lo que se concursaba nun yera a facer jaules, sino a manexales.
Sí, sí,…. ya lo sé. Eses coses herédense. Pero, adelántavos, yo de momentu solo heredé les fotos y los papeles, el restu me paez que me lo birlaron pol camín.

Como ganaor en años sucesivos, quedó, nos anales de la historia del Concursu, les intrépides, valientes y espectaculares, actuaciones de Gustavo, al quei dedicamos estes llínees como homenaxe..




El Caleyeru tuvo la idea de convocar un Concursu Poesía y, pa tocar los güevos, supongo yo, asegurábase na publicidá que tuviera todiós tranquilu, que la Poetisa Local, ¡milagru!, nun diba meter la mano nos versos presentaos.




Y nun se si fue eso o les ganes que había de escribir que suyacía nel ambiente, que tengo delante mi l´acta nes que costen presentaes unes 723 poesíes, mas o menos. La verdá, que algunes tan cortes pero sugententes como:

Esto,
ye una mierda

Paez de una sencillez abrumaora, pero mirándola bien, descomponiendo los versos, analizando los concetos: mierda, basura, desechu; esto, que realmente yera aquello, relacionándolos de forma aleatoria pa poer abarcar toes les posibilidaes y situaciones físiques posibles y,….
Resumo, después de to eso , bien podía concluíse hoy con otra composición definitiva:

Aquello,
yera una mierda.

Con tantes obres aportaes por los vecinos de Caborana, la decisión del versu premiau resultó un trabayu complicau.

  • - Bueno, ahora que tamos aquí reuníos, hay que leer to ésto
  • - Leer?...el qué?
  • - Les poesías, cojona. A qué osties tamos
  • - A premiar una, me paez
  • - Pues eso, habrá que leéles previamente
  • - Nunmejodas, quién cojones va metese tos estos papeles nel cuerpu
  • - Eso tamién digo yo. Amás, oyí que la poesía ye una forma menor d´espresión lliteraria y nun merez la pena parase a descifrales.
  • - Yo, ya vos lo adelanto, nun pienso leer ninguna
  • - Entós, esplicáimelo vosotros a mi,….cómo damos el premiu
  • - Qué tién que ver una cosa con la otra. Una cosa ye leer, que dichu sea de pasu, va leélo suputamadre, y otra distinta ye dar el premiu
  • - Ye que si nun les leemos, a quién carayu vamos premiar, vuelvo a preguntar.
  • - Caei del guindu. Facemos como en tos los concursos lliterarios que se presten
  • - A ver, soy tou oreyes, cuenta como lo faen, que yo nun lo sé
  • - Qué ye, que nunca oisteis hablar de la rebatina?
  • - La…
  • - Sí,… tirámosles toes al aire y coyemos una, la quei toque y esa ye la premiá. La meyor.
  • - La,..¿ Premiá?
  • - Claro
  • - Ale, venga,.. a la una,.. a las dos, …a las tres, …vaaaaaaa

Publicose, nel númeru monográficu titulau “Yo en la tuya, porsi acasu” quel Caleyeru dedicó a Vladímir Mayakovski, como ganaora d´aquel Concursu la que vos reproduzco:






Con ella, con migo, con vivir,
nuna Colomina



Apaicí en pelota. Ella, dixéronme que tamién.
Nacíamos.

M con la e, Me. P con la i, Pi
Aprendíamos

Ella pa Salamanca. Yo pa Uvieu.
Estudiábamos

Aquí, xuerga. Por allí, folixa.
Suspendíamos

Venga, que tu vales. Yo, que tampoco.
Licenciámonos

Pal cine. Pal baile. Pa Sinariego.
Salíamos

Tengo un sitiu. Voy pa llá.
Casámonos

Apetezme ir. Yo, quedame.
Díbamos

Yo nun quería. Ella, sí
Quedábamosnos

Hoy nun m´apetez. Toi que me salgo.
Facíamoslo

Cómpralo. Pa qué, nun lo necesito.
Mercábamoslo

Joder, por ahí. Si ye dirección prohibía.
Multábennos.

¡Nun seas bobu!. ¡Lista!.
Analizábamosnos

Yo quiero un fíu. Ponte, rediós
Adoptábamos

Murió Ramonzón. Tarde, el mui cabrón.
Heredábamos

Tas mui guapa. Tu, preciosu.
Divorciámonos.

Ella en Boston. El, en California
Envejecen

.

8 comentarios:

brujaroja dijo...

El hecho de que el Caleyeru fuera anónimo ¿se aplicaba también al ganador del concurso de poesía?
¿ni siquiera tuvo la minigloria de ver su nombre en letra impresa en tan excelsa publicación?

El Exiliau dijo...

La gloria la tuvieron, lo realmente importante, los versos, publicados al lado de los de Mayakovski. Y, ahora, en esta especie de recopilación festiva en el Blog.

Podría añadir cualquier vanalidad mas, pero, habiendo llegado a mi cientos de aquellas poesías, me acabó gustando la de CON ELLA, CON MIGO, CON VIVIR, NUNA COLOMINA, tanto como la que mas. Como la merecedora del fallo del Concurso. Como la ganadora que, sin serlo, fue.

Buciello dijo...

Nunca entendí como nun habíen premiao, aunque fuera con una cita menor, la poesía yos envié, pero viendo lo anárquico del proceder de la Redacción del Caleyeru, acabo caer de la burra.

Tamién yera muy escueta, aunque contenía toa la efervescencia amorosa que me embargaba en aquella época, resuelta, pienso que sabiamente, en un solu versu:

Dámelo ya

Anónimo dijo...

Coño, Buciello, cuánta sinceridá. No lo tomes a mal, ye que dedícome a facer estudios estadísticos, así que contéstame con sinceridá:

¿Tardó mucho en dátelo?

Trata de ser científicu, por favor

Anónimo dijo...

No. Anónimo, no. Nun te voy a dar la ocasión pa que sigas controlando a tu hermana.

Buciello dijo...

No. Anónimo, no. Nun te voy a dar la ocasión pa que sigas controlando a tu hermana.

Otru de caborana dijo...

Yo nun me creo na de to esto.
Pienso lo mismo que cuando leo en cualquier periódicu alguna carta remitida por algún lector, que nun ye mas que una calentura de algún redactor del periódicu y que se presenta desa forma pa dai otra perspectiva.

Yendo al casu. Ni concursantes, ni poemas, ni na. Los que facíen aquelles cuatro fueyes, yeren ellos los que simulaben lo que nun yera.

Demasía pijá junta. Creo que ya lo dije alguna vez, repítolo: ¿Nun se pué facer algo mas serio?

Llambión dijo...

Me pasa como al que comenta el Concurso. Me gusta la poesía premiada. Moderna estructura:
Tu, yo.
Los dos.
describiendo situaciones cotidianas.

¿Alguien daba mas en Caborana?. Pues eso, y lástima.