LA CABORANA - BOO NIGHT ( final )

jueves, 14 de febrero de 2008


-...Continuación

Mudau pa dir al cine infantil
del Covadonga, en Morea




Esperaron, esperaron,....y esperaron,
y nun pasó nidiós



Co nesto que sigue finalizo´l relatu de la famosa carrera ciclista nocturna Caborana- Boo. Recordai la semeya última de la postrera entrega:

Altes hores de la noche. El cura y el médicu de Caborana reteníos nun cuartón del Cuartel de la Guardia Civil de Boo. Al llau, notru departame
ntu, un montón de vecinos, tos xuntos y en porrica. Como autoridá, un Sargentu y los números Regueiro y Ramírez de la Benemérita. El bulliciu producíu fizo qu´unos paisanos de Boo al mandu de Lolé el de Caborana arrancaren desde´l chigre de Jamín hasta´l Cuartel pa dexar de llau ocurrencies propies y axenes y verificar, duna putavez y en primera persona, qué cojones pasaba naquelles hores dientro del Recintu

  • - Joder, tampoco fai falta dir a toa ostia
  • - Ya, co nesta oscuridá podemos danos una centellá
  • - Además, ¿tenemos un plan?
  • - ¡Qué cojones de plan!. Fuisteis vosotros los que me dixisteis que había unos de Caborana dientro´l Cuartel
  • - A ver si ye mentira
  • - Cagoentó, en qué quedamos
  • - Tranqui Lolé. Ta bien ser chau palantre, pero valmos mas agüeyar desde fuera antes de metese na boca´l llobu
  • - ¿Qué ye?....¿Hay mieu?
  • - Nomenó. Llámenlo como a la mujer de Pepón
  • - ¿Pruden?
  • - Nun ta mal. Ta mas buena que la mió mujer
  • - Qué,…¿usámosla?
  • - Qúe quiés decir…que…. ¿dexarase?
  • - Ostia, nun entendeis na,….la prudencia, mecagonlaleche, la prudencia.


A pasu llargu y enzarzaos nesa pragmática conversación arriben los paisanos tos, papuos y el de Caborana, al entornu´l Cuartel, acercándose sigilosamente hasta la paré exterior, agachaos baxo los alfeizares, levantando poco a poco el porretu hasta que la vista yos supera la llínea horizontal que delimitaben los batientes de les ventanes de maera del edificiu.

La primera sensación fue d´estupor y ningún atreviose a decir ni pío. Pasaron varios minutinos hasta que Quilo sentenció:

  • - Sí,…estos rapazos son de Caborana
  • - Joder, pero si apenes se yos ve´l morru. Ta medio oscures
  • - Que son de Caborana
  • - Ya ta´l enterau de Quilo
  • - Que lo digo yo. Que son de Caborana
  • - Y,….¿esa conclusión?
  • - Ye que esi que ta hí,.. esí,… esí, ye fíu de Elijo el vigilante y,…
  • - Y…¿qué?..¡acaba!
  • - Va ser yernu míu
  • - Cagonmimanto.!!! Y , ….¿cómo lu distinguiste?
  • - Topelu con neses mismes pintes en mas d´una ocasión nel zaguán de la mió casa
  • - ¿Deses traces?
  • - ¡Probe Martinina!,…¡qué fame i espera!
  • - ¡¡¡Mandagüevos!!!
  • - Eh,eh…oíme,..
  • - Dí, Lolé
  • - Estos dos que tan aquí solucos son el cura y el médicu de Caborana
  • - Entós, tábamos no cierto
  • - ¡Laputaparió!, algo habrá que facer, que desti gallineru puen salir toos desplumaos
  • - Y de los güevos, val mas nun hablar, que paecen dotra especie de ave menor que prefiero nun mentala
  • - Venga, dejaivos de pijaes y vamos pa dientro p´acalaralo to

Hores después, tras llarges explicaciones entre la autoridá militar y los animosos civiles, que nun guardies, aclarose too, dexando en una anédota esti eventu aquí reflejau.

To lo escrito hasta quí, como ye práctica nesti Blog, ye cierto, y ye una reproducción fideligna, tando sacao tomando notes manuscrites del Expediente administrativu, con signatura 0101-79-1001CB ( por si vos fai falta p´algo), de los Archivos Centrales de la Guardia Civil, ayudau nel trabayu por una amigu que tuvo la gran suerte de casase en Caborana, conoceor, por razones personales y que nun vienen al casu, de los entresijos del cuerpo armau en cuestión.

Y yo nun voy añadir na de cosecha propia, nunsea que cualquier vanalidá mía puea llegar a trastocar el sentíu
de la historia y puea terminar paiciendo ficticia. Y nun ye eso.

El restu de lo que pasó después nun ta escrito en ningún llau. Contáronse, podeis imaginávoslo, barbaridaes, siempre negaes desde Caborana porque, quien mas, quien menos, tando como tuvieron tantu tiempo en porrica, teníen algo que ocultar.
Lo unico cierto, y que permanez nel tiempu como datu históricu, fueron tres coses:

  1. - Que la Plaza de Boo, siendo plana comu la palma duna mano, llámase La de la Subía.
  2. - Que los héroes del acontecimientu deportivu, tratándose duna carrera ciclista, nun fueron los que primero llegaron en bici a Boo.
  3. - Que la prueba deportiva figura nos anales del ciclismo nacional como una de les famoses escalaes , al par de les renombraes de Archanda, Monyuí y Arrate



Carrera Morea, xunto a la Casa´l Pueblu
a Caborana frente Los frailes



Extrañu equilibriu



19 comentarios:

Llambión dijo...

Yo no se so el Lolé de la historia ye el que yo conocí, pero fué la ostia.

Tb recuerdo la carrera. Solo la de esi añu.¿Repitióse mas veces?

Anónimo dijo...

Y quien era el cura y el médico.

Exiliau dijo...

Cura...solo tuvimos ún

Médicu....que fuera aficionau al ciclismu, otru

Nun va de nomes

Anónimo dijo...

Antes y alguno de coadjutor coetáneo con el cura tuvimos a: Germán, Elías y Valentín que no se si coincidieron con Caborana-Boo de noche.
Si la cosa no va de nombres, hay que decírselo a los paisanos de La Pruvía, cuando recuerdan a Agripino y a Ricardo

Anónimo dijo...

Pero creo ya salieron los nombres en anteriores comentarios. ¿No eran Pachu y Don Javier?

Anónimo dijo...

Los nombres los dio un tal Canguro como posibles candidatos de médicos

Dai-dai dijo...

Parece como que nadie hubiera oído hablar del asunto y no supiera ubicarlo en el tiempo.

La célebre carrera nocturna se celebró y el momento histórico fué el que fué. Y si hay alguna duda, preguntárselo a los ciclistas de Caborana y al Comité organizador. Están por ahí todos ellos.

Un saludo

Buciello dijo...

Yo llevo toa la vía en Caborana y nin conozco a los ciclistas ni a los organizaores. Ni me suenen les sirenes de la poli delantre la carrera. Nin barullos nocturnos.

Como siempre, escéticu.¿ Nun será to cuentu ?

Anónimo dijo...

Buciello, esto no es cuento, es quijotismo.

cantiquín dijo...

Hay anónomos gelipollas que no hacen más que tocar los cojones

Buciello dijo...

Nun había caío, ANONIMO:

Así que yeren solo dos. Un flanquín com´un palu y l´otru gordín. Que cuando llegaron al Boo, pensaben que taben lo alto el Tourmalet y al ver la Guardia Civil creyeron que yera la Gendarmería francesa que controlaba le Tour,...

Ostia, sois complicaos. Decíilo de mano, quel Quijote leímoslu tos nos Frailes

Anónimo dijo...

Cantiquín: Tu opinión sobre los anónimos, creo no merece comentario alguno.

oviedo dijo...

Cantiquin: En lo sucesivo si deseo mandar algún comentario, en honor a Vd. lo mandaré como anónimo y no será porque tenga necesidad de tocarle los cojones, pues me parece que los tiene muy escaldados

Exiliau dijo...

En fin, pienso que nesti espaciu pué escribise tó y sobre tó. Pero , deberíen obviase les referencies, rencilles y alusiones personales.

Valen toes les aportaciones. Jeje, por qué no, aunque vengan d´Ovieu.

Anónimo dijo...

EL ÚNICO QUE HA PUESTO LOS COJONES SOBRE LA MESA HA SIDO CANTIQUÍN.
NO SE QUIEN ES NI ME INTERESA LUEGO NO SON COSAS PERSONALES, ES FALTA DE ÉTICA EN EL BLOGG

Anónimo dijo...

AL DECIR FALTA DE ÉTICA EN EL BLOGG, ME REFIERO A LA ACTITUD DE CANTIQUÍN CON RESPECTO AL RESTO DE LOS COMENTARISTAS

OTRU ANONIMU dijo...

Y esti ANONIMU que fala a voces, quién cojones se creerá, vamos, digo yo.

Confunde los frailes con les monjes. Paécense en que tos llevaben el vestíu llargu, pero, unes yeren muyeres (?).
Sin ser el autor del Blog, entiendo que una cosa yel blog, y otra son los comentarios utilizaos como rascaera afayaiza porque el conteníu piqueyi a algún.

ANONIMU, un conseju, meyor ye que te rasques en la intimidá y no que enseñes, aquí delantre de tout´home, tus partes.

Anónimo dijo...

Esto ye cojonudo, menudo revoltijo que se monta.

Exiliau dijo...

Nun toi d´acuerdu con l´OTRU ANONIMU.

Nel Blog son tan importantes los Comentarios como lo escrito. Úsase de la misma libertá. Complementen, a veces sabiamente, el relatu.

El usu que se intente facer d´ellos, queda desvirtuau por la lectura inteligente, que siempre se presume en ún de Caborana. Yéramos muchos nel pueblu, pero tos conocíos. Y, a estes altures, ye dificil engañar a nadie.

Venga, a escribir Comentarios,...y a animar esti cotarro.